¿Cuándo ir al abogado?

¿Cuándo ir al abogado?

¿Cuándo ir al abogado? Esta pregunta se la hacen a diario muchos ciudadanos que se enfrentan a problemas legales que les preocupan y les quitan el sueño. Todos, en algún momento de la vida, nos enfrentamos a problemas relacionados con la ley. En algunos casos, no son demasiado importantes  y los podemos resolver por nosotros mismos. En otras ocasiones, el problema es más complejo y necesitamos recurrir a la ayuda de especialistas en derecho.

¿Cuándo ir al abogado?

En algunos momentos de la vida, por distintos motivos, nos vemos envueltos en situaciones legales complicadas, que nos sobrepasan y a las que no podemos hacer frente de forma adecuada. Sabemos a ciencia cierta que debemos recurrir a un abogado, pero cada mañana nos hacemos la misma pregunta: “¿Cuándo ir al abogado?”. Y sin embargo, un día tras otro, vamos buscando excusas para no tomar esa decisión. De esta forma, nos surge la gran duda sobre cuando llamar y concertar una primera cita con el abogado.

Cuando finalmente nos convencemos para hacer esa llamada, lo hacemos con la intención de encontrar una salida a esos problemas que nos agobian, pero en ese momento, es común tener la sensación de vergüenza de contar secretos íntimamente guardados.  Nos decimos a nosotros mismos que no podemos contar a un desconocido temas de los que solo se habla en familia. En otras ocasiones, la memoria selectiva nos juega malas pasadas y nos inducen al autoengaño. Nos decimos:

“No es para tanto, seguro que lo puedo resolver por mis propios medios”.

Unos días más tarde, acabamos convencidos de precisar ayuda, y armándonos de valor, llamamos y pedimos una primera cita con el abogado.

Miedo a ir al abogado

Miedo o temor a ir al abogado

Miedo o respeto a ir al abogado.

Seamos sinceros, en mayor o menor medida, a todos nos impone respeto enfrentarnos a la realidad Así, ante esta primera visita al abogado, no podemos dejar de sentir un cierto desasosiego. ¿Qué le vamos a contar? ¿Le vamos a decir la cruda verdad? ¿Quizás sea mejor contar una historia más dulcificada?

La verdad, ante todo.

Cuando un cliente llega a nuestro despacho de abogados, lo más habitual es que se encuentre nervioso y no sepa muy bien por dónde empezar. El abogado experimentado debe transmitir cercanía y empatía para ayudar al cliente a la hora de relatarnos el motivo de su visita. Una actitud demasiado fría o rígida puede despertar recelos en la persona y llevarle a creer que se ha equivocado en su elección.

El buen abogado debe hacer entender a la persona que acude a su despacho que no debe contarnos lo que quiere que oigamos. Debe contarnos lo ocurrido con el mayor lujo de detalles, porque aunque el corazón nos traiciona la conciencia jamás.

Debemos inculcar en el cliente la suficiente confianza para que nos cuente un relato lo más aproximado a los hechos reales. Nos interesa su versión de los hechos y sobre todo, que ese relato se pueda probar.

“La verdad, por delante, sobre todo si se puede probar”.

No lo olvide, la certeza de los hechos probados siempre será más importante que una verdad que no se puede demostrar. Si el abogado, como profesional que es, consigue un ambiente cálido donde el cliente se siente escuchado y comprendido, conseguirá, poco a poco ir ganando la confianza del sujeto.

Argumentos y documentación.

El cliente sólo debe aportar a esa primera consulta el convencimiento de que necesita que le ayuden y contar su problema con el mayor lujo de detalles. Deberá aportar documentación que pruebe sus argumentos. Debe estar convencido de que un abogado puede ayudarle a resolver sus problemas y disputas

Piense que muchos de los clientes de Abogados Navalcarnero han pasado antes por esta situación. Este siempre es el primer escollo que aparece en ese primer paso de llamar al abogado. Pero usted no debe preocuparse, solamente debe contactar con nosotros con el deseo de contar el problema. Encontrar la mejor solución para usted y los suyos corre por cuenta de nosotros como abogados.

No lo dude, y contacte con nosotros en abogadosnavalcarnero@gmail.com o llame al 670 88 60 77.


Bibliografía.

  • La primera visita del cliente al despacho. Consejo General de Abogacía Española. Enlace.
  • Consejos para la primera visita reunión con mi abogado. MCT Abogados. Enlace.

Autor.

Juan Julián Recio - Abogado experto en derecho bancario

Juan J. Recio es  Licenciando en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Cuenta con una dilatada experiencia  de más de 20 años en el mundo de la banca, las  finanzas y del derecho bancario y financiero, en particular. Actualmente, dirige el despacho “Abogados Navalcarnero”.  Siendo la banca de consumo, su mayor especialidad, cláusulas suelo, swaps, hipotecas multidivisas, tarjetas revolving, factoring, bonos estructurados, gastos de hipoteca, IRPH, ETJ, ETNJ, EH, procedimientos declarativos y concursos.


Galería de imágenes.

  • Imagen de portada de Edward Lich en Pixabay. 
  • (1) – Imagen de Succo en Pixabay.

 

 

Etiquetas: